martes, 22 de diciembre de 2015

Cresta Roja, quiénes son las víctimas y quiénes los victimarios. La Verdad- Cristina Castello

(palabras al pasar)

"Quiénes son los que sufren
No sé, pero son míos"
Pablo Neruda


Toda mi vida estuve y estoy del lado de quienes sufren. Los trabajadores, en este caso, seres humanos que necesitan trabajar, comer, vivir, soñar.
Estoy del lado de quienes sufren, pero también estoy del lado de la VERDAD.
Esto es una infamia, La responsabilidad es de la DEMONÍACA CFK, de Maduro y de la empresa,
Son injustas las responsabilidades que se ponen en el gobierno del señor Presidente de la NACIÓN. Acusan a Mauricio Macri, siendo que la culpa es de Cresta Roja-->; Maduro---> 
CFK----->dueños de la empresa Cresta Roja.El presidente Mauricio Macri, María Eugenia Vidal, Patricia Bullrich, Triacca y el gobierno todo, están en la busca de una solución;  pero no es de un día para otro que una empresa puede venderse o transferirse o comprarse o como se llame.
EL KIRCHNERISMO HA DEJADO UN PAÍS MINADO. Acá están los resultados
Este dibujo bien explicativo, es de Eduardo Grizzuti.
Piensen, por favor, ejercitemos las neuronas


Cristina Castello



LES RECUERDO ESTE TEXTO FUNDAMENTAL
Cresta Roja, impensado agujero negro

El kirchnerismo se caracterizó por su opacidad informativa. Ahora que se corren ciertos velos se entiende esa pasión por ocultar. La crisis de Cresta Roja condensa una forma aberrante de administrar la economía.
La avícola de los Rasic fue una de las mayores beneficiarias de los negocios de los Kirchner con el chavismo. Por cada tonelada de pollo exportada a Venezuela, recibía un subsidio de USS 650. Además, el Estado le pagaba para que ofreciera sus productos en los supermercados a un precio menor al costo. Y le otorgó multimillonarios créditos del Bicentenario. El expediente judicial indica, según los expertos, que en 10 años recibió del Gobierno cerca de $ 26.000 millones (sic). La empresa, igual, quebró.
Daniel Scioli, Osvaldo Granados y Aníbal Fernández le dieron más ayudas para pasar la campaña sin alborotos. Se sospecha que los subsidios generaron un retorno fenomenal para los funcionarios. Son detalles despreciables frente al emocionante objetivo de, como decía Kicillof, "defender la mesa de los argentinos". Tuvimos patria.
Carlos Pagni
La Nación, 19-12-2015