sábado, 7 de marzo de 2015

Julio César Strassera: no velar su muerte, sino convocar a la vida- Cristina Castello


Con humildad, siempre con tanta humildad como pasión, siempre fue así Julio César Strassera; fuimos algo así como un poquito amigos, y por eso lo sé. 
Un hito en nuestra historia. Un faro. Vi este video y el dolor está conmigo. Tanto se fue con él. De los que hablan, de los que vemos allí, algunos ya no están: Raúl Alfonsín, Chiche López, Jaime De Nevares, Ernesto Sábato, Gregorio Klimovsky, René Favaloro. Y Julio César Strassera...

Nosotros, los que siempre supimos, los que quisimos saber y comprometernos con la vida de todos; los que siempre abominamos de todo tipo de violencia y vivimos aquel renacer a la vida viviente como un segundo nacimiento; los que habíamos pasado días y noches tratando de entender que la crueldad y el horror, son, también parte del ser "humano".
Nosotros, a quienes nunca “nada de lo humano nos fue extraño”, vivimos la CONADEP que creó el Dr. Alfonsín y vivimos el Juicio a las Juntas, como aquello de Neruda: había sido la “sed y el hambre” y aquello fue “la fruta”. Había sido el “duelo y las ruinas” y aquello fue el milagro.
En la parte final de este video, Raúl Alfonsín dice: “...para que los argentinos sepamos cabalmente cuál es el camino que nunca debemos transitar en el futuro. Para que Nunca Más el odio y la violencia perturben, congreguen y degraden a la sociedad argentina". Parecía que estaba cumplido.
 Pero hoy los Milanis, los Gerardos Martínez (y siguen las firmas), elegidos por la "democracia" y aceptados por los aplaudidores anónimos (los que tragan todos los sapos/éticas).
Y de nuevo el Odio, entre el "nosotros y ellos" instalado desde el Poder.  


Con Julio César Strassera se va una parte de nuestra historia y de nuestras vidas. Con la muerte de Julio César Strassera, se desenmascaran una vez más, por su silencio arrodillado –dicho esto, con dolor- Estela Carlotto y Hebe de Bonafini.
Quiera Dios que el fanatismo y la necesidad de creer, no nos nublen la mirada. Quiera Dios que sepamos decir Nunca Más, otra vez.
*"..El Juicio a las Juntas Militares realizado durante la presidencia de Alfonsín, fue el primer proceso contra los altos mandos militares por el asesinato planificado, sistemático y masivo de personas desde los Juicios de Nüremberg, luego de la Segunda Guerra Mundial. Y fue el primer juicio de este tipo, en el mundo, llevado adelante por tribunales civiles”
**El decreto del Dr. Alfonsín, abarcó a las tres primeras juntas de militares y a siete cabecillas de la guerrilla.
Aquel "Tiempo Argentino", donde yo trabajaba,
 y el anuncio del Dr. Raúl Alfonsín
del juicio a las Juntas y del proceso penal a 7 terroristas

Cristina Castello, sólo unas palabras al pasar
28 de febrero de 2015

No, señora presidente CFK/ por Cristina Castello

Obra de Odilon Redon

                No, señora presidente, no somos cecilia pando (las minúsculas califican). Nosotros no la elegimos.

          Es USTED quien eligió, al desaparecedor Milani, al torturador y espía del 601 Gerardo Martínez, al golpeador y violador Carlos García Muñoz, para ubicarlo en Derechos Humanos, de la forma que usted concibe a los «derechos humanos»: como una afrenta.

            Digo, con Beatriz Sarlo, que «los argentinos nos enorgullecemos del Juicio a las Juntas: esa es la bandera con la que podemos andar por el mundo».
            En la época de la última dictadura militar, usted y su fallecido esposo, estaban amasando una fortuna que creció gracias a la célebre circular 1050; la norma dictatorial que les permitió acumular 22 propiedades; a muchas de las cuales, las vendieron a Báez (no es opinión, sino información comprobada); y jamás estuvieron en la defensa de la sacralidad de la vida, ni de la libertad. Nosotros no somos neo-liberales, como nos dice.

            Es usted,  señora presidente, quien lleva adelante su neo-liberalismo (Chevron, Barrick Gold, etc.), mezclado con un populismo carente de toda ética y de toda estética; es usted quien hizo aprobar por la mayoría aplaudidora, la llamada ley Anti terrorista, para reprimir la protesta social. No sigo, no es el caso enumerar todo. Sólo agregar, para las personas buenas, que todavía la apoyan: 

Que la necesidad de creer no les nuble la mirada. 
            No olvidemos que « todos estamos emparentados y nos observamos entre nosotros. Incluso los árboles»               (Arthur Miller). Pero usted no sabe de estas cosas, señora Cristina Fernández de Kirchner



Cristina Castello,  palabras al pasar, 13 de febrero de 2015