lunes, 24 de abril de 2017

Cristina Castello, periodista y poeta franco argentina (guía del Blog)

Miembro de la Société des Gens De Lettres de France
Paris/Buenos Aires; ahora reinstalándome en Bs. As.

Cuando la palabra es semilla
Es soplo de Absoluto
Celebración de alas
Germen de luz
¿Qué siembra hacemos
en el corazón del hombre?





Mis 4 libros francés-castellano publicados en París








sábado, 22 de abril de 2017

Sylvina Walger partió y los medios recordaron que la habían olvidado - Cristina Castello

La periodista Sylvina Walger partió.
Murió en el olvido de supuestos "colegas", muchos de los cuales no saben ni conjugar un verbo.
La recordarán sobre todo por su «Pizza con champán, crónica de la fiesta menemista», pero fue mucho más.
Talentosísima Sylvina.
En 2010 escribió: «Cristina, toda la verdad de la presidente argentina/De legisladora combativa a presidenta fashion».
CFK la odió.
Axel Kicillof la hizo echar de donde trabajaba. Y así…
Sylvina Walger trabajó en muchos medios, pero no «pertenecía»: no era «todoservicio», «tragasapos», ni «recibesobres» para hablar o para callar; ni tomó jamás la antorcha de «prohibida», para venderse, aunque –de hecho- no poco tiempo debió auto gestionar su trabajo, para conservar su libertad de «ser».
No supo de éxito pues abominó del exitismo.
Supo del prestigio.
Por eso murió en el olvido de los supuestos «colegas», muchos de su generación,
otros, más jóvenes, bolsillos llenos, almas y cerebros vacantes.

No fuimos amigas, nos vimos poco en algunos de los medios donde trabajamos; pero las dos nos sabíamos y nos respetábamos.
Discrepamos en algunas cosas y coincidimos en otras.
Pero nunca estuvieron en duda, ni su gran capacidad, ni su intensidad, ni su fidelidad a sus sentires, pensares y decires.

Huracán Sylvina

Las mujeres aparentemente fuertes y muy inteligentes, pueden ser temibles, cuando tienen valores.
Son un huracán, indoblegables.
Huracán Sylvina.
Pero en toda mujer fuerte, hay una niña encaramada al desamparo:

« Cristal y acero soy pero todos ven la espada 
Y nadie imagina mi astilla de cristales»
(fragmento del poema «Bruma»- en el libro «Orage»- Cristina Castello)

Pájaro libre fue.
Pájaro libre será ahora en la libertad del Infinito,
tan Infinito, como sus ojos, 
que supieron ver.
Hasta siempre, Sylvina,
colega, honrosa y honorable.

Cristina Castello, Palabras al pasar, escritas en Facebook, el 22/04/2017


Sobre Sylvina y sobre el olvido,  de algunos colegas periodistas:


Laura Di Marco: «El miércoles pasado falleció Sylvina Walger. Me estremeció la noticia. Pero más me estremeció que no salió en ningún lado #Labanalidaddelexito»

Miguel Wiñazki: «Silvina Walger fue genial, sarcástica e inolvidable. Pero todos la olvidamos. Agonizo en soledad y ya partió. Ya es tarde para lágrimas»

Silvia Naishtat: «Única, talentosa, incisiva, culta, rebelde, contestataria»


Oscar Gómez Castañón: «Brillante en cualquier periodismo. Integra. Perseguida por los K. Olvidada por todos».
(Citas agregadas el 24 de abril, cuando los medios que habían olvidado a Sylvina, se hicieron eco de su partida)



domingo, 26 de marzo de 2017

BUSCO UN PERIODISTA (actualización c/nota de Silvia Mercado)- Cristina Castello

Foto: Diego Díaz (publicada en Clarín)
Como dije ayer, Estela Carlotto es igual a Hebe de Bonafini, salvo en el estilo.
Solicito que los medios no la conviertan en una heroína, por el solo hecho de haber sido insultada por la ex Madre de Plaza de Mayo.

El 24/07/2017 Carlotto cuestionó:
- "El retroceso en la política de la memoria, la verdad y la justicia"
-- Responsabilizó al Gobierno de Mauricio Macri #Cambiemos, por:

-"La miseria planificada"
- ”La persecución política"
- "La represión y el encarcelamiento de militantes"
- "La pérdida de la soberanía política y económica".Y agrego hoy, 26/03/17, gracias a nota de la periodista Silvia Mercado en "Infobae":


Digo con toda claridad: Estela Carlotto reivindicó la lucha armada: 
Documento tomado de Infobae
BUSCO UN PERIODISTA que sepa hacer ENTREVISTAS
Que sepa hacer entrevistas (conozco a solo a dos), y que, cargado de información, vaya a fondo para preguntar, repreguntar y oponer ARGUMENTOS, a cada una de las barbaridades que dijo Carlotto.
*Vi a Carlotto, hace tiempo, entrevistada en la TV Pública, por un periodista especializado en fútbol; creo que es buena persona, pero le dejó decir todas estas barbaridades. Y más aún. Ni una pregunta, ni una repregunta.
No se trata de ser agresivo.
Se trata de ir a fondo, única manera de hacer una entrevista.
Claro que se pagan precios por ir a fondo, lo sé bien… ¡vaya!

Yo, especializada en ese género del periodismo, no puedo hacerla para los medios "grandes", como fue antes; casi recién reinstalada en Buenos Aires, desde París, no trabajo en este momento, como periodista, para Argentina.

BUSCO UN PERIODISTA QUE SEPA HACER ENTREVISTAS:Hay docenas de preguntas, repreguntas y, sobre todo de argumentos, para enfrentar con la verdad a esta señora. Para que no siga repitiendo barbaridades.
Para que no nos hagan noche el alba.

Cristina Castello, palabras al pasar
Nota de Silvia Mercado en "Infobae", clic AQUÍ
25/03/2015

miércoles, 8 de marzo de 2017

Estertores- Cristina Castello

Obra de Hans Hartung
ESTERTORES

Vi hace muchos años, cuando mi abuela materna, amadísima, moría.
Mi hermana mayor, entonces estudiante de Medicina, le hacía respiración boca a boca.
Vi a mi abuela materna, en el espanto de los estertores con los que la muerte se la llevaba. Fue horrible.
Hoy en nuestro país, y hasta que termine lo más duro -y necesario- siento que los de patotas, mafias, crímenes, populismo, korrupción... barbarie, son sus estertores.

Estar en el corazón mismo de los estertores, no es fácil.
Los que sufrí por ver así a mi abuela, tenían una razón: la llevaban al Infinito.
En este caso, todos padecemos los estertores y son necesarios para que muera: el mal, dicho esto a riesgo de parecer maniquea.
Para renacer como Democracia y como República.
Como un país loco de vida, donde -por fin, un día- se rescate el valor social de la felicidad.

¡Podremos! Seguro que sí. 
Para ser, por fin NOSOTROS, como Nación.
Lucidez, conciencia despierta y paciencia activa... y dar a cada cosa su tiempo: no se sale impunemente de años de degradación.
¡Vamos! Pero no solo juntos, sino unidos. Todos. Nosotros, la palabra más bella que se haya inventado,


Un gran abrazo, pleno de confianza, a pesar del dolor.

Cristina Castello, 08/03/2017
Solo palabras al pasar, en mi FB